El origen de refranes y dichos populares….Si non e vero e ben trovatta (parte 1)

2 Oct
Image
 
El origen de las palabras y frases populares como “Agarrate Catalina”,  “bondi”, “no quiere más Lola” y “viva la Pepa” son utilizadas cotidianamente con sentido inequívoco, pero a la hora de preguntarse qué las originó, las respuestas hacen agua.

Sólo los paremiólogos -expertos en refranes- son capaces de dar respuesta a semejante incógnita. Lo que sigue es parte de sus desvelamientos.


 
Agarrate Catalina
Catalina pertenecía a una familia de trapecistas que trabajaban en un circo recorriendo los barrios porteños en los años cuarenta. Su bisabuela, su abuela y su madre habían muerto durante diversas actuaciones, sin embargo a pesar de los consejos, decidió seguir con la tradición familiar. Entonces la gente, que conocía su historia , a modo de cábala antes de cada función le decía “¡Agarrate bien ,Catalina!”.
Con el correr del tiempo la frase se fue deformando hasta llegar al conocido “Agarrate,Catalina”.
Antes de cada actuación, alguien del circo gritaba “Agarrate Catalina”.
Hasta que una vez la persona que debía  pronunciar la frase no estaba, muriendo Catalina a los 25 años durante una función del circo en el barrio de San Telmo.

BONDI.

La manera porteña de decir que uno va a subir a un colectivo, es “me tomo un bondi”, pero resulta que esta palabra es una derivación brasileña de “bond” (boleto, en inglés), palabra que lucía en los pasajes de los tranvías que las compañías británicas habían instalado en San Pablo. Como en portugués a las palabras terminadas en consonante se les suele agregar una vocal, “bond” se convirtió en “bondi”. Más tarde, los porteños la adoptaron para designar al colectivo, que nunca fue inglés y cuyos pasajes jamás se llamaron “bond”.

NO QUIERE MÁS LOLA.

Es “made in Argentina”. Lola era el nombre de una galleta sin aditivos que a principios del siglo XX integraba la dieta de hospital. Por eso, cuando alguien moría, se decía: “Este no quiere más Lola”. Y, desde entonces, se aplica a quien no quiere seguir intentando lo imposible.

A SEGURO SE LO LLEVARON PRESO.

Viene de Jaén, España, donde los delincuentes eran recluídos en el Castillo de Segura de la Sierra. Originalmente se decía “a (la prisión de) Segura se lo llevaron preso”, que advertía de no robar, para no terminar en Segura. Hoy significa que nadie está libre de alguna contingencia.

MÁS LOCA QUE UNA CABRA.

Los corderos, una vez destetados, siguen mansamente a su madre, en cambio los cabritos se disparan a los saltos hacia el monte y su pobre madre se vuelve loca tratando de ubicarlos. De allí lo de “más loca que una cabra” o “está rechiva”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: